TAG Heuer Formula 1

Historia y desarrollo

Desde las carreras de Fórmula 1 y con el objetivo de innovar nace la colección más informal de TAG Heuer. Esta marca de relojes lanza diseños atractivos e impactantes para mujeres y hombres identificados con un estilo joven y audaz. Sin renunciar a altos niveles de calidad, se idearon para uso diario y están elaborados para resistir duras condiciones en la vida diaria: agua, golpes, roces, sudor.

La maquinaria se somete a situaciones ambientales extremas en circuitos de carreras reales, proceso que avala su elevada precisión. Se trata de relojes deportivos, con altas prestaciones. En consecuencia, muchos pilotos profesionales han confiado en este modelo a la hora de tomar parte en competiciones.

Un año después de que Techniques d’Avant Garde (TAG) adquiere Heuer, en 1986, se lanza este modelo icono, inspirado en el éxito ya reconocido del Swatch, que ya había sido lanzado en Basilea 1983. La crisis del cuarzo de los años 70 obligó a Suiza a repensar como fraguar un reloj rentable a un precio de venta mucho más bajo. Entonces, surge el Formula 1 cuyo precio se fijó entre un 30 y un 50% más bajo que un Autavia. Se inició como reloj de cuarzo y así ha permanecido a lo largo del tiempo en el mercado, con una versión cronógrafo lanzada en 1989, y algunas modificaciones posteriores en el movimiento. El F1 no era tan barato como un Swatch pero presentaba el mismo concepto: caja sintética, colores vivos, movimientos de bajo coste y embalaje de venta sencillo para intentar atraer a los compradores anteriores de relojes suizos. Y, como en el Swatch, supuso un enorme éxito de ventas.

Tal vez el único nexo identificable entre las dos empresas, TAG y Heuer, era el vínculo con las carreras de Fórmula 1. Por supuesto Heuer había sido patrocinadora de Ferrari durante los años 70, y TAG fue el principal benefactor del equipo Williams desde 1979 a 1981, justo antes de comprar el 50% de McLaren Internacional al final de la temporada de 1981. Entonces TAG financió el desarrollo del motor Porsche 1.5 litros que catapultó a la escudería McLaren-TAG a ser la ganadora del campeonato mundial en 1984 y 1985.

Como se ha mencionado antes, la serie tuvo un éxito extraordinario, y, sin embargo, dejó de producirse en el 2000, habiendo obtenido cifras de ventas muy altas. Como no podía ser de otro modo, volvió a introducirse en el mercado pocos años después y el Formula 1. A día de hoy, permanece como un aliado fundamental en la distribución TAG Heuer, ya que aporta un alto valor de mercado final para esta prestigiosa marca de relojes suizos.

Las Series del Formula 1

La primera serie del F1 fue diseñada por Eddy Burgener, quien usó una innovadora caja con una mezcla de acero revestida de fibra de vidrio. Tuvo solo dos tamaños y colores muy vivos conjuntados con el color de la correa de plástico. El diseño era claramente distinto a lo que se había lanzado antes en la marca, tan solo se conservaron las manecillas “Mercedes” en la serie de buceo. En 1987 la serie incluyó una caja de acero y brazaletes con una nueva variedad de colores. Los modelos de Fibra de Vidrio continuaron vendiéndose hasta 1994 y sobresalen aún hoy por ser la firma real de la serie Formula 1.

Esta primera variedad, fabricada desde 1986 hasta 1990, se fabricó en varios movimientos de cuarzo. Al final de su era, en 1989, acorde con la imagen deportiva del reloj, se añadió una versión cronógrafo del Formula 1. La fecha se registraba de una forma original con el círculo situado a las 6 horas, los minutos y los segundos en los registros de las 3 y las 9 horas, respectivamente. Funcionaba con un movimiento de cuarzo complejo, aparentemente fabricado por Ronda. La mecánica era frágil y muy difícil a la hora de realizar una revisión o un mantenimiento. Esto explica que se comercializase durante menos de dos años. Como consecuencia se lanzó enseguida una segunda generación de cronógrafo. La imagen resultaba más atractiva y más clásica y el movimiento se mejoró mucho.

La segunda serie del Formula 1 se inicia en 1998 con el reloj básico y mejorando las prestaciones del Cronógrafo y cambiando su dial. La esfera presenta en su exterior una escala de minutos, números árabes y un círculo interior con diseño impreso. La imagen es mucho más moderna que la del modelo original, si bien innecesariamente complicada. Otra modificación son las manecillas de forma triangular, en las horas, el segundero y minutero y en los registros del cronógrafo. Se ofreció la posibilidad de correa de caucho. El movimiento no cambió.

Antes ya se ha expuesto que, a pesar de un ser un éxito de ventas, el Formula 1 dejó de fabricarse en los años 2000. La entrada de la nueva gerencia de LVMH dirigía la planificación hacia la alta gama y un reloj low cost desentonaba en la nueva política. En 1985 la idea del bajo coste encajaba bien en el mercado. Pero al inicio de los años 2000, en una situación internacional de bonanza económica, una pieza de esas características (cristal mineral, bisel de plástico) aportaba una imagen de escaso nivel, que era discordante con los intereses de la marca TAG Heuer en aquel momento. Del mismo modo que el reloj Heuer de los años 70 no tenía sentido en el mercado de los 80, el modelo Formula 1 parecía que ya no era representativo al traspasar el segundo milenio.

Tras un paréntesis de cuatro años, el Formula 1 regresó con un nuevo diseño y materiales mejorados. Surge la Serie 3 con un bisel de acero lacado en titanio carbono, una caja de acero y cristal zafiro. La esfera ofrece una imagen totalmente renovada, con manecillas triangulares de apariencia metálica y números árabes solo a las 12, las 3, las 6 y las 9 horas. Permanecieron similares la forma básica de la caja y el bisel, si bien su diámetro se aumentó a 40 mm, el anterior tamaño de 34 mm parecía pequeño para las preferencias del momento. Un sello distintivo de la Serie 3 son los “parachoques” de poliuretano a ambos lados de la caja, al parecer era una idea del piloto finlandés Kimi Räikkönnen, quien fue imagen publicitaria de las nuevas series. El aspecto general del reloj es robusto, con un diseño de vanguardia, ajustado a su posicionamiento juvenil y menos formal dentro de esta marca.

La Serie 4 es una evolución desde la 3. Se reemplazó el “parachoques” de poliuretano por la expresión escrita en negro de la marca “TAG Heuer” a ambos lados de la caja. El diámetro era ligeramente más grande, 41 mm tanto en el reloj como en el cronógrafo y de nuevo se confieren mejores prestaciones a los materiales. En este modelo la novedad está en el acabado del bisel que utilizó números en relieve, no grabados ni pintados. Asimismo, el diseño del nuevo cronógrafo se distingue por un registro circular de mayor tamaño y enmarcado en un anillo de plata en las 6 horas.

En 2012 TAG Heuer lanza la modernizada Serie 5. La forma de la caja permanece sin cambios, el diámetro de la caja se establece en 42 mm para el reloj y el cronógrafo. El diseño se presenta más elaborado: bordes pulidos, mayor calidad y una evocación emocional más adulta. Es evidente que el modelo inicial del Formula 1 se desdibujó con todos estos cambios, pero también se garantizó que ya nunca fue asimilado a un reloj de bajo nivel.

Por primera vez se introdujo un movimiento automático, usando el Calibre 16. Este hecho llevó al Formula 1 a un sector diferente en el mercado de la relojería.

En 2015 surge la Serie 6, el cambio más significativo en los 30 años de andadura del Formula 1. El reloj abandona el diseño de la caja usado desde 1986 y se impone una imagen similar al Heuer Autavia de los años 70, creando una apariencia totalmente nueva, pero conservando las señas de identidad del Formula 1 inicial. Se mantienen algunos modelos de cuarzo, si bien se amplía la variedad de movimientos mecánicos para incluir las variaciones de Calibre 5, 6 y 7.

En retrospectiva

El Formula 1 fue capaz de establecerse como un modelo deportivo, sin pretensiones dentro de una marca de alto nivel. Al principio fue un reloj que se adquiría en colores llamativos y en cuarzo, aunque se ofreciera en versión mecánica. Porque para un sector relevante de público esa pieza representaba el primer reloj importante. La unión estratégica con los campeonatos mundiales de Formula 1 supuso una ganancia en credibilidad. Como muchas piezas de bajo coste, el diseño innovador y las mejoras transformaron el modelo aportando calidad, valor económico y un halo conservador. El espíritu originario todavía se refleja en el ejemplar actual y hay un lugar para él en las líneas de TAG Heuer, incluso aunque la marca ha virado hacia la complejidad del movimiento mecánico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: https://www.calibre11.com

Más información.

TAG Heuer SERIE 6000

Serie 6000

La solvencia financiera de Tag Heuer en 1994, después de una labor intensa durante 8 años previos, era incuestionable. Eso permitió la creación de nuevos modelos: Formula 1, S/el y las series 1500 y 4000. Con una base económica sólida, la marca dirigió sus esfuerzos a generar un producto representativo. El nuevo buque insignia de la prestigiosa marca de relojes suiza ofrecería materiales de alta calidad, incluyendo platino, el oro amarillo de 18 k y oro blanco, con movimiento automático y cronómetro. Y así nació la serie 6000.

Además de una amplia gama, TAG Heuer produjo ediciones especiales de la edición 6000, mucho de ellos tenían un reflejo del Formula 1. El modelo 6000 fue la última representación del reloj deportivo de acero de “Seis Características” que TAG Heuer lanzó en los años 80 y 90. Solo un año después del lanzamiento del 6000, Tag Heuer lanza un modelo que significaría el fin de la era de las “Seis Características”, el Carrera.

El diseño

El responsable del diseño del 6000 es Jorg Hysek, quien también se ocupó del Kirium. Como otros modelos de “Seis Características”, ofrece un bisel unidireccional, cristal zafiro y manecillas al estilo “Mercedes”

La caja tiene tres elementos: la parte trasera en un acabado brillo, un fino bisel exterior que se extiende hacia los eslabones y un bisel unidireccional, combinado en brillo y mate dependiendo del modelo.

Hysek puso énfasis en la integración del escudo TAG Heuer en el diseño del reloj. En la fotografía del reloj se puede apreciar que el escudo se utiliza en varios lugares: eslabones centrales inferior y superior, en el bisel y en el marcador de las 12 horas y en la esfera. También se usa en la esfera, en la corona, en parte posterior de la caja y en el cierre.

Cuarzo

Los modelos de cuarzo llevan inscrita en la esfera la palabra professional, por lo que son fácilmente identificables. Los detalles aparecen resaltados en negro (números y señales del bisel), los marcadores de horas tienen el estilo baguette, triángulos a las 6 y las 9y el escudo TAG Heuer al revés para las 12.

 Este reloj de cuarzo ya formó parte de la colección inicialmente lanzada en 1995 y permaneció sin cambios significativos durante toda la producción.

Cronógrafo automático

Las 2 versiones del Cronógrafo se lanzaron en 1997, con la denominación de este modelo mecánico como “Cronómetro Cronógrafo”. La esfera toma prestado los círculos lunares y el bisel repujado del modelo 6000 de oro e introduce los números árabes,  posteriormente usados por el modelo Chronometer.

Este modelo usa un bisel especial con diferentes relieves y niveles que confiere una imagen de mayor profundidad a la esfera. La fecha se coloca en el marcador de hora de las 6, por lo que la lente cíclope desaparece. Existen presentaciones con brazalete de acero, oro, combinados y con correa.

Miscelánea: Diversidad y exclusividad

La serie 6000 ha producido otros modelos. El cronógrafo de cuarzo ofrece una imagen más compacta y robusta. La edición 6000 Fórmula 1 se distingue con facilidad porque aparece en el escudo del bisel las siglas F1 y en la esfera la expresión McLaren Cars. Se  produjeron muy pocos ejemplares y, por lo tanto, muy difícil de encontrar en el mercado. En esta misma línea uno de los más raros modelos de TAG Heuer 6000 es el Platinum del que solo se fabricaron 99 piezas, y además se podía personalizar la esfera en cada una de ellas, por lo que los modelos son bastante únicos. Hubo ediciones especiales, comercializadas a finales de los 90 y principios de los 2000, apreciadas por coleccionistas, que tuvieron diferentes denominaciones: Grand Hill, McLaren, Mikka Hakkinen, Ayrton Senna.

Fin de una era en TAG Heuer

 Como ya hemos expuesto antes, la serie 6000 fue diseñada para ser el final de una clase. Cesó su producción en 2002, lo que implica que solo permaneció durante 7 años. Esto no indica reproche alguno en la calidad del reloj sino que es reflejo de que TAG Heuer se movía en otra dirección, que ya venía señalada por el enorme éxito del Heuer Carrera re-edition lanzado en 1996. La estrategia global aparecía en primer plano con la presencia de LVMH, ya que a los dos años de adquirir la marca TAG Heuer las líneas de las “Seis Caraterísticas” dejaron de producirse.

El 6000 tiene un valor singular hoy en día. La forma del 6000 ha envejecido bien, quizá mejor que el Kirium, modelo lanzado dos años más tarde. La serie 6000 mantiene líneas más atemporales que le proporcionan un valor constante en el mercado del reloj.

Fuente: https://www.calibre11.com

Más información.

TAG Heuer SERIE 2000

Historia

La serie 2000 es un modelo muy importante para TAG Heuer. Influyó claramente en que la empresa se mantuviera a flote en los años 1980 y 1990. El éxito de la 2000 y la anterior serie 1000 estimularon a la marca para idear y sacar al mercado las 3000, 4000 y 6000 series. Cada una de ellas, en realidad, es una versión diferente de la 2000 creada en el año 1982. Se inicia y se ha mantenido como un reloj deportivo profesional dotado de las famosas 6 características: estanquidad hasta 200 metros, corona a rosca, bisel giratorio unidireccional, cristal de zafiro, agujas y marcadores luminiscentes, doble cierre de seguridad. Es un modelo mantenido en el tiempo en diferentes variedades, y sus formas básicas no han cambiado. Las versiones en cuarzo están provistas de una máquina de cuarzo de alta calidad, de gran fiabilidad y de excelente precisión.

Aunque los modelos más icónicos en la actualidad son Connected Modular, Monaco y Carrera, las cosas eran bien distintas hace 15 años cuando las re-ediciones eran casi una novedad y no una tendencia dominante. Las series 1000 y 2000 eran modelos que aparecieron para simbolizar a la marca TAG Heuer, pero, mientras el 1000 fue el primer modelo sumergible y con una variedad limitada, el 2000 estaba disponible en una vertiginosa gama de modelos, con ambos movimientos (cuarzo y automático) y en relojes sumergibles, cronógrafos y cronómetros.

Si bien el modelo 2000 es conocido por la mayoría de los coleccionistas de hoy, la serie nunca alcanzó el crédito que merecía si nos atenemos a la calidad del movimiento de la primera serie, que disponía de un módulo de cronógrafo que luego sería utilizado por la prestigiosa Audermars Piguet en su Royal Oak Offshore y un cronógrafo de cuarzo con el mismo diseño y alta calidad que el actual TAG Heuer Caliber S. La serie comenzó como el Heuer 2000 en los días oscuros de 1982 cuando los bancos de Heuer tomaron el control de la compañía y finalmente se retiraron en 2005 como el TAG Heuer 2000. En el camino, hubo muchas variantes, algunas buenas, otras no tan buenas y una en particular que es un clásico moderno.

Serie Heuer 2000

El buque insignia de la alta calidad en relojería es el cronógrafo. El éxito de la serie 1000 en los años 70 y 80 colocaba a Tag Heuer en un lugar paradójico pues el 1000 era un reloj de buceo de cuarzo. Así, el nuevo modelo 2000 fue un intento de aprovechar la popularidad del 1000 Diver, pero para ampliar la gama a cronógrafos de cuarzo y automáticos.

Diseño

Eddy Schöpfer aportó algunas diferencias en la presentación del nuevo 2000, respecto al anterior 1000: un estuche más plano y elegante, un brazalete mejorado, que no es jubilee, un dial único y un nuevo diseño del bisele con menos reminiscencias el Rolex Submariner. Se construye un diseño «más suave» y más moderno que la serie 1000, pero aún utilizaba varios elementos clave del diseño 1000, incluido el protector de la corona y la manecilla de estilo «Mercedes-Benz» en las versiones no cronógrafo. El reloj también fue el primer modelo de TAG Heuer de las «Seis características» que serían el centro del diseño de las marcas hasta finales de los años noventa.

Serie 1000, brazalete jubilee

Serie 1000, brazalete jubilee

Serie 2000

Serie 2000

Reloj 2000

El reloj de buceo Heuer 2000 estaba disponible en dos versiones. La primera tenía bisel de aluminio negro con las decenas numéricas inscritas, de 10 a 50, y una esfera con pequeños marcadores de hora triangulares, a excepción de los marcadores tipo baguette a las 9 y las 6 en punto y un triángulo de mayor tamaño a las 12 en punto.

La segunda versión del reloj Diver tenía un bisel de acero inoxidable con seis puntos rectangulares en relieve. Esta esfera tenía marcadores de hora tipo baguette, excepto el círculo a las 9 y las 6 en punto y un marcador en forma de diamante a las 12 en punto. Este estilo clásico se mantuvo hasta 2005 como señal de la serie. Con posterioridad el 2000 tuvo su versión en automáticos, pero este Heuer del inicio solo se elaboró en cuarzo.

Cronógrafo

Al igual que el reloj 2000, el Cronógrafo 2000 también estaba disponible con un bisel de inserción de aluminio de color o el diseño de bisel de acero inoxidable. La serie 2000 se lanzó durante la era de los colores de dos tonos, que ha regresado en los años 2010.

Movimientos

La alta calidad caracteriza a los movimientos de la serie 2000. Tanto los cronógrafos de cuarzo como los automáticos usan el módulo de cronógrafo Dubois Depraz 2000. Este módulo fue el resultado de una asociación entre Lemania y Dubois Depraz que comenzó a fines de los años setenta. Debido a que Heuer contribuyó a la financiación del proyecto, el LWO 283 fue inicialmente exclusivo de Heuer, pero cuando Lemania vendió sus acciones en Heuer a TAG, en 1984, el uso del movimiento se generalizó. Lemania vendió el movimiento como Lemania 283 a varias marcas de alto nivel: Audemars Piguet, Girard Perregaux y Baume et Mercier. El cronógrafo de cuarzo fue un precursor del movimiento Calibre S, que combina una base de cuarzo con un módulo de cronógrafo mecánico.

La serie TAG Heuer 2000

Tras la creación de TAG Heuer en 1985, la mayor parte de la gama Heuer continuó como modelos de TAG Heuer, y solo se cambiaron pequeños detalles. Es bastante común ver relojes de esta época con una mezcla de piezas, por ejemplo, un dial TAG Heuer, pero combinado con un brazalete Heuer, fue simplemente debido a que la nueva compañía usaba las piezas antiguas Heuer hasta que se agotaron. La serie continuó esencialmente sin cambios relevantes, la única diferencia es que la mayoría de los modelos eliminaron la palabra «Cuarzo» de la esfera y la marca «2000» quedó justo debajo del logotipo de Heuer sobre el área de las 6 en punto. La palabra «Professional» ahora aparece en casi todos los modelos, lo que hace que muchas personas llamen al reloj el TAG Heuer 2000 Profesional, a pesar de que el reloj nunca tuvo ese nombre oficialmente. La marca también agregó variaciones de modelos adicionales, incluido el peculiar Tristar 2000 de 1985. El Tristar 2000 era una versión de bisel fijo del reloj del 2000 y presentaba un bisel a medida con tres estrellas doradas. El Tristar solo duró uno o dos años en los catálogos, así que es un modelo difícil de ver.

Se desarrollaron 4 generaciones del Tag Heuer Classic. En la primera, a partir de 1991, el movimiento del cronógrafo cambió. Estéticamente, el cambio principal fue la introducción de un logotipo TH en color y varios diseños de estuches nuevos. Algunos modelos tomaron prestado el diseño del bisel del TAG Heuer Super Professional. En los modelos 2000 cronógrafos de cuarzo la sub-esfera se colocó en otra posición, con un diseño compartido por otros cronógrafos de cuarzo TAG Heuer de la misma era, como el modelo 6000.

En 1995 comienza la segunda generación con cambios muy sutiles en el diseño de las manecillas, el bisel, número árabe repujado a las 12 horas, garras pulimentadas del bisel, caja mejorada con acero mate y brillo, brazalete con eslabones pulidos en la línea central

Con la tercera generación aparecen 3 modelos distintos: Classic, Sport y Exclusive. Asimismo, se lanza al mercado “Specialists” compuesta por la Serie 2000 Multigraph, Aquagraph y el Cronómetro de oro 2000

En 2004, con la cuarta generación surge el modelo Aquaracer. Regresa el aluminio con color en el bisel y un dial renovado. El reloj se fabricó en movimiento de cuarzo y automático.

Influencia y futuro

La serie 2000 tuvo una repercusión enorme en Tag Heuer, ya que fue una de las razones claves de que la empresa se mantuviera a flote en los años 80 y 90. Su éxito y el de la serie 1000 supusieron un acicate para crear las series 3000, 4000 y 6000, y cada una de estas fue una melodía diferente de la misma partitura creada en 1982 con la serie 2000 inicial. Así, pues, fue un modelo de larga vida en el mercado que ofreció distintas y exitosas versiones de sí mismo.

En la actualidad podemos observar la permanencia de ese estilo en el Aquaracer, si bien este modelo muestra algunos cambios en la caja y en el diseño de la esfera y el bisel, y, obviamente, no dispone de la amplia diversidad de la serie 2000.

Fuente: https://www.calibre11.com/

Más información.

TAG Heuer LINK

logo_TAG_HeuerLa colección de los relojes TAG Heuer Link está formada por diseños elegantes y cómodos, preparados para cualquier evento, con un estilo vanguardista. Esta línea ha sido capaz de aunar confort, distinción y gran versatilidad. La colección de 2017 es la cuarta generación del clásico modelo diseñado por Eddy Schöpfer. Incorpora la cadena más funcional con un atractivo brazalete, de detalles únicos en la geometría distinguida y sencilla, que fusionan a la perfección lo sofisticado y la comodidad. Es un modelo de larga duración; la última línea es más informal que las anteriores, conservando la categoría de un reloj de alto nivel en maquinaria e imagen.

La última versión ha sido concienzudamente actualizada, y continúa siendo la respuesta deportiva del fabricante suizo a la necesidad de un reloj-joya para el hombre de negocios. De esta manera, ha evolucionado hacia una apariencia más agresiva, diseñada para captar la atención. Aunque en el mercado se pueden encontrar relojes similares a un precio más bajo, la realidad es que este nuevo Link despliega detalles y toques estéticos que, usualmente, se encuentran en relojes mucho más caros.

Es un modelo que ha logrado conjugar una presentación abrillantada con un reloj masculino. Es difícil imaginar otro reloj contemporáneo para vestir a un hombre de negocios que resuelva tan bien la aparente contracción entre ser descaradamente reluciente y representar, aun así, el paradigma del buen gusto.

Como ya sugeríamos antes, el brazalete es un símbolo del modelo Link. Anteriormente, los brazaletes presentaban un tono mate, sin las juntas de los eslabones pulidas, pero ahora el acero muestra un acabado en brillo. Los tornillos y agujeros de los eslabones están pulidos y se han colocado en la parte interior, menos visible a primera vista, para preservar una estructura más compacta. Ese alto nivel de pulido le confiere muchos reflejos que resaltan la visibilidad y dotan al reloj de una presentación extraordinaria. Conserva el signo característico de Link, la unión en forma de “S” de los eslabones, pero se interpreta de una forma completamente nueva. La cadena retiene un complejo sistema de elaboración, que requiere ser ajustado por un profesional especialmente entrenado. El cierre mariposa está muy bien elaborado, con ensamblaje de alta calidad y un esmerado cuidado para proporcionar una alta duración en toda la pieza. En su conjunto, la cadena es más gruesa, lo que aporta una imagen más robusta, atractiva e interesante. En las dos fotografías siguientes se puede apreciar la clara diferencia en el brazalete de modelos anteriores, con un acabado más matizado, y de los Link actuales con una imagen más pulida y brillante en la cadena de acero.

TAG Heuer Link anterior

TAG Heuer Link anterior

TAG Heuer Link actual

TAG Heuer Link actual

La caja, con 41 mm de diámetro, es resistente al agua a 100 m., de acero y con una apariencia muy distinta a modelos Link anteriores. Podríamos decir que la apariencia global es redondeada: esfera redonda, bisel en forma de cojín y caja abombada “en tonel”, con amplios pasadores integrados en la cadena. El movimiento del reloj es visible por el cristal de zafiro de la ventana de la parte trasera, y mantiene 2 días de reserva de energía.

Caja trasera en TAG Heuer Link anterior

Caja trasera en TAG Heuer Link anterior

Caja trasera en TAG Heuer Link actual

Caja trasera en TAG Heuer Link actual

La imagen del dial es diáfana, armónica y audaz. Sorprende por centrarse en una buena proporción y legibilidad. Actualmente, está disponible en negro, blanco, gris y azul. Los marcadores de horas, en trazos, son idénticos, reflectantes, y, al igual que las manecillas, grandes; ambos pueden permitirse ese tamaño sin romper el equilibrio porque el resto de la esfera es limpia y despejada.

En definitiva, es un modelo de valor y no conservador. Responde a lo que cualquier persona espera de un reloj suizo. Presenta una fuerte personalidad, poco usual en relojes para ocasiones formales, si bien el Link puede llevarse en momentos informales. El brazalete es atractivo y a la vez es cómodo. La total ausencia de asperezas y la unión fluida y suave de las piezas del brazalete componen una sensación de ligereza y contundencia al llevarlo puesto. Un detalle apreciado es el cierre desplegable tipo mariposa, que es grueso y pulido exactamente igual al resto de la cadena. El cierre está oculto aportando formas depuradas y elegantes a todo el conjunto de la pieza.

El consumidor de Link no suele ser un coleccionista. Este modelo es un reloj que se ajusta a la línea general del lujo para alguien que necesita una o unas pocas piezas, pero esta no es su principal afición. La familia, la esposa o incluso los amigos pueden regalar este modelo, pero el destinatario no será un especialista en el mundo del reloj. El diseño es de un innegable buen gusto, masculino, sugerente, actual y llamativo.

Fuente: https://www.ablogtowatch.com/

Más información.

TAG Heuer ALTER EGO

HISTORIA

En 1999 el lanzamiento del primer reloj TAG Heuer exclusivamente dedicado a la mujer: ‘Alter Ego’. La colección está firmada por Roberto Ventrella, y su diseño aúna líneas fuertes y suaves, prestaciones y sensibilidad. Entre las embajadoras de TAG Heuer que respaldan la nueva serie Alter Ego se incluyen famosas actrices, modelos de talla internacional y deportistas de la elite mundial, tales como Kristin Scott-Thomas, Helena Bonham-Carte, Zhang Ziyi, Inés Sastre, Monica Seles, Franciska van Almsick, Marion Jones.

INTRODUCCIÓN

El diseño del Alter Ego combina a la perfección la feminidad con la fuerza, el diseño con la calidad y la elegancia con la comodidad. Especialmente concebido para la mujer, Alter Ego se adapta a todos los tipos de muñeca. Además, se acomoda a todos los estilos y a todos los instantes.

TAG HEUER ALTER EGOLA CALIDAD

Este modelo ha sido concebido para responder a las más altas exigencias. Antes de su comercialización, cada reloj ha sido sometido individualmente a más de 60 controles de precisión y calidad.

LA MAQUINA

El TAG Heuer Alter Ego está provisto de una máquina de cuarzo de alta calidad (fabricada en Suiza) de gran fiabilidad y de excelente precisión.

LAS CARACTERÍSTICAS

Como ya hemos señalado, el Alter Ego es el primer reloj TAG Heuer destinado exclusivamente para las mujeres. Su impermeabilidad está garantizada hasta 100 metros. Lleva además un cristal de zafiro combado perfectamente adaptado a sus líneas intemporales.

TAG HEUER ALTER EGOMANTENIMIENTO

Algunas recomendaciones básicas permitirán garantizar su fiabilidad y preservarlo de las agresiones en el tiempo.

– Enjuague. Enjuagar con frecuencia el reloj con agua dulce y jabón, particularmente después de cada utilización en agua salada.

– Condensación. En caso de cambio brusco de temperatura, puede aparecer una ligera condensación debajo del cristal de su reloj. Este vaho desaparecerá por sí solo y no afectará en absoluto el buen funcionamiento del reloj. Si la condensación persistiera, consulte con su relojero TAG Heuer.

– Juntas de estanqueidad. Con el tiempo, las juntas de estanqueidad podrían sufrir una degradación. Se recomienda la verificación de estanqueidad por un relojero cualificado 1 vez al año. Y si fuera necesario, el técnico procederá al cambio de las juntas.

Pila. Alter Ego funciona con una pila cuya longevidad es de 18 meses aproximadamente. El modelo está dotado de un sistema de indicación de fin de vida de la pila. Cuando esto ocurre, aunque sigue indicando la hora correcta, el segundero salta de 4 en 4 segundos.

Correas. Las correas de cuero son fabricadas con pieles de primera calidad y tratadas para resistir mejor la humedad. Aunque se trata de un material noble, se recomienda limitar la utilización del cuero en el agua. Es normal que el color del cuero se oscurezca con el tiempo.

Los brazaletes de acero o de acero y oro van provistos de una hebilla desplegable con sistema mariposa, lo que facilita su apertura.

Más información.

TAG Heuer KIRIUM

En 1997 se lanza Kirium con una línea excepcional que encarna la fusión de la forma y la función en una adecuada combinación de tecnología y diseño. Este modelo supuso el final de una era y el nacimiento de una nueva. Durante más de 15 años los diseños de Tag Heuer se habían basado en las «seis características»: Estanquidad hasta 200 m, bisel giratorio unidireccional, aguja y marcadores luminiscentes, corona a rosca, doble cierre de seguridad de acero macizo y cristal resistente a los arañazos. Pero Kirium fue la última serie en seguir ese paradigma, y los modelos posteriores estuvieron más influenciados por el éxito de los modelos Carrera y Mónaco.
Fue el primer modelo lanzado tras la cotización en bolsa de la marca Tag Heuer, lo que supuso tambien que las siglas «TAG», Techniques d’Avant Garde, permanecieran solo como nombre, pero la companía era diferente en su concepción financiera.

tag heuer kiriumDISEÑO
Dado que la marca se convirtió en una sociedad con cotización en bolsa, no podía permitirse un error con el Kirium y contrató a un renombrado diseñador, Jorg Hysek, quien había elaborado relojes para muchas marcas, como Vacheron Constantin, Breguet, Cartier, Ebel, Boucheron, Seiko, HD3 and su propia marca, Hysek.
Kirium tiene una apariencia de «metal líquido», con la caja, el brazalete y el bisel fluyendo en una sola pieza, como si fueran esculpidas desde la misma pieza de acero. La cadena regresa a la simplicidad, con sus eslabones encajados de una forma mucho menos compleja que la utilizada por el brazalete de la serie 6000.
El dial es similar al de la serie 4000, incluso con la misma inscripción «Professional 200 m». Para señalar las horas, los palos, presentes en el modelo 4000, se sustituyeron por marcas circulares con luz, que parecen gotas de metal líquido.
Kirium no era grande ni en diámetro ni en espesor. La caja más larga era de 39 mm. (hombre), con un tamaño intermedio de 37 mm y el modelo de señora de 28 mm. Todos los modelos venían con un nuevo bisel unidireccional y cristal zafiro abombado, que da al dial una sensación más interesante que el cristal plano de otras series.
Se ofrecieron 2 acabados en acero de la caja y del bisel, mate o brillo, con algunos modelos combinados en mate y brillo. Al final de los años 90, la combinación de oro y acero, había pasado de moda. Si no te gusta el tono plateado en los relojes, entonces Kirium no es para ti porque no ofrece modelos en oro.

Tag heuer kiriumMARKETING
Las campañas publicitarias de Kirium ponían énfasis en la conexión con el deporte y el diseño de «metal líquido», con el lema «forjado por el espíritu del deporte». Para anunciarlo de forma más amplia, hubo también videograbaciones de moda de Herb Ritts que caracterizó a atletas, como Boris Becker, Marion Jones, Colin Jackson and Marie-Jo Perec. Asimismo, Kirium apareció en anuncios de prensa con la campaña «Resistencia Interior», de nuevo usando los gustos de Becker.
En la mitad de la década de los años 2000, Tag Heuer usó el eslogan “¿De qué estas hecho?», mostrando pilotos de Fórmula 1 de McLaren-Mercedes, como David Coulthard.
El modelo Kirium se ofreció con diferentes movimientos: automático, cuarzo, analógico, cuarzo digital, pero la forma básica no se modificó en sus 11 años de existencia. Tuvo 2 ediciones especiales, como mucho otros modelos de Tag Heuer: el Fórmula 1 con joyas incrustadas y la fantástica edición del Cronógrafo McLaren Ti5.

EN RETROSPECTIVA
Este modelo fue un éxito relevante de ventas para Tag Heuer, y podemos considerarlo la quintaesencia de los años 90 de esta marca, a pesar de haber sido lanzado avanzada ya esa década en 1997. Su diseño es quizá el más exitoso de los 90, incluso aunque el reloj tiene una apariencia demasiado redonda para los estándares de hoy en día. Esta pieza solo podría ser un Tag Heuer.
Pero, como decíamos más arriba, fue el fin de una era. El éxito de las re-ediciones del Carrera y del Mónaco, combinado con la nueva estrategia introducida por la adquisición de esta marca por LVMH en 1999, lo cambió todo. Tag Heuer empezó a reducir el número de series que ofrecía y empezó a focalizarse más en el movimiento mecánico y en relojes que hacían resaltar el patrimonio de Tag Heuer.
Al final, la marca eligió continuar con solo 2 de los modelos de «seis características»: Link y Aquaracer. No hubo sitio para Kirium, que de repente con se adecuó al nivel que encabezaba la prestigiosa casa de relojes.
Sin lugar a dudas, estos son relojes extraordinarios. La calidad delos materiales y acabados está varios pasos por encima de lo ofrecido en el inicio de los años 90 y el Kirium es aún un favorito para muchos coleccionistas, con precios muy razonables.
Cuando piensas en los Tag Heuers de los 90 que podrían un día ser ofrecidos como una re-edición, el Kirium sobresale como un reloj con ese potencial. Es difícil pensar en un diseño más icónico de ese período. Resulta interesante reflexionar en cómo este modelo habría evolucionado si no hubiera sido por la altamente exitosa intervención de LVMH.

Tag heuer kirium

Más información.

Fuente: https://www.calibre11.com/

BOUCHERON

La firma está avalada por más de 150 años de experiencia, deseada y admirada por personajes históricos y personalidades relevantes de la sociedad en todos los tiempos.

Durante la Belle Époque las damas de París llevaban sus joyas y algunas las hacían bordar en sus vestidos. Boucheron fue pionero en grabar diamantes e inspirarse en motivos de la naturaleza representativos del Art Decó. Entre sus logros también se puede mencionar la «joyería blanca» o los diamantes con platino. Esta casa francesa popularizó el reloj de pulsera. Fue laureada con numerosos premios y reconocimientos durante las cuatro generaciones de su singladura como empresa familiar. En nuestros días Boucheron es una prestigiosa firma en el mundo de la alta joyería.

Relojes Boucheron

Esta prestigiosa casa francesa ha sacado a la luz diferentes modelos de relojería con un cuidado diseño: Reflet, Ronde, Carrée, MEC. Destacan todos ellos por un acabado inmejorable y un ajuste en la imagen acorde con la marca representada.

El Reflet es atemporal, elegante, ingenioso. En 1947 se lanza por primera vez. Esta colección encarna toda la excelencia de Boucheron. Desafiando la moda y demostrando su singularidad, muestra con orgullos infinitas sutilezas y rediseña el código estético, sello distintivo de estas piezas de joyería. Refinados galones, manecillas evocadoras de la columna Vendôme y un sinfín de correas intercambiables que multiplican el deseo y mantienen las emociones vivas. Con la valiosa sencillez del metal, oro o acero, trabajado en relieve o en una discreta sofisticación de diamantes, este emblemático modelo imaginado en 1946 atrae a hombre y mujeres sensibles a la elegancia creativa.

Existen diferentes presentaciones de tamaño: pequeño, mediano y grande. El cristal zafiro tiene un tratamiento anti-reflectante en la cara interna. Las manecillas imitan la columna Vendôme. En la esfera la firma de la marca se presenta en vertical en un nuevo guiño a la misma columna. En la corona aparece grabada la dirección de la casa en París, Place Vendôme 26. La trasera de la caja muestra el patrón de «punto de diamante», la firma específica Boucheron, el número de serie, el sello histórico y la expresión «Swiss Made». El movimiento es de cuarzo y es resistente al agua a 30 metros. Dispone de correas intercambiables y brazaletes de tela, piel o metal.

Boucheron reflet smallMás información.

Joyas Boucheron

Frederic Boucheron abrió su tienda en la Galería Valois en 1858 en tiempos de Napoleón III, rompiendo la tradición textil familiar. Abrió su propio taller de joyería unos seis años más tarde y tan solo un año después fue premiado en la Exposición Universal de 1867. Es inevitable asociar Boucheron con la Place Vendôme, localización internacional del lujo. Esta marca francesa fue la primera en abrir una joyería en ese emplazamiento. Fue un establecimiento de referencia para las clases altas parisinas y la nobleza. Muchos personajes históricos y la aristocracia han lucido creaciones de esta casa.

En 1876, el Gran Duque Alexander, el futuro zar Alejandro III, y su esposa Maria Feodorovna, entraron en la boutique para adquirir un reloj en una cadena adornada con diamantes. Para atraer la buena suerte, el Gran Duque pidió a la suma de dos funciones, dos detalles en la joya: una corona y su número de la suerte personal. Desde entonces, las creaciones de Boucheron son como talismanes.

Fue denominado el joyero de las mujeres libres. Cuando las mujeres todavía necesitaban ayuda para vestirse, enjoyarse o peinarse, Boucheron imagina un collar asimétrico y sin cierre que se enrolla alrededor del cuello con un simple gesto. Por este motivo, el collar Punto de interrogación le valió la medalla de oro de la Exposición Universal de París de 1889.

Esta marca parisina fue premiada en la Exposición Universal de París en 1878 por un original collar de zafiros, creación de Marie-Louise Mackay. Esta pieza contiene un zafiro central de 160 quilates y representa una serpiente, que es un icono de la Maison.

Un momento célebre de su historia se desarrolló en una subasta de joyas de la corona francesa realizada en el Louvre Frédéric Boucheron. Este joyero francés, entre joyeros más importantes del mundo, adquirió 31 diamantes, incluyendo los diamantes Mazarin, célebres por su peso (18 y 16 quilates), junto con una de las más bellas joyas de la emperatriz Eugenia. Cuenta la leyenda que todo el mundo se preguntaba quien había realizado el encargo de la compra de piezas de semejante valor. Pero en realidad las compró él mismo para hacer un anillo que regaló a su esposa en señal de amor. Desde entonces, los anillos de compromiso de Boucheron son famosos en el mundo entero.

Otro suceso memorable, que nos habla del prestigio de la firma entre la aristocracia, es el encargo de una tiara por parte de Nicolás II en 1894. Requirió unas 2.000 horas de trabajo y fue el regalo de compromiso de Alexandra.

La Maison alcanzó fama fuera de sus fronteras y esto conllevó la apertura de joyerías en Moscú, Londres y Nueva York. Los descendientes se harían cargo de la empresa. En 1909 Louis Boucheron realiza su primer viaje a la India, un hecho que tendría mucha influencia en los diseños de la firma. La reina Isabel II de Inglaterra ha sido fotografiada en muchas ocasiones con la tiara Boucheron propiedad de la familia real británica desde 1921.

Hasta la II Guerra Mundial, las familias más adineradas del mundo son fieles a esta firma. En 1928 un maharajá de la India realizó un encargo impresionante colección de joyas elaboradas con rubíes, diamantes y esmeraldas. El Sha de Persia, la casa real de Jordania, la reina de Inglaterra son clientes de la Maison. En 1968 se lanzan las primeras piezas de la colección serpiente. La marca se expande por todo el mundo, en 1973 llega a Japón y en el siglo XXI llega a Shanghai, Dubai, Hong Kong y Kuala Lumpur.

A nivel empresarial, la perspectiva familiar dio paso a una visión global con la venta a Schweizerhall en 1994, y, con la posterior adquisición por Gucci en el año 2000, que también fue comprada en 2004 por PPR (Kering, desde 2013), y en 2011 Boucheron nombró como director ejecutivo a Pierre Bouissou, con amplia experiencia en el sector del lujo. En la actualidad, Boucheron tiene más de 30 tiendas en todo el mundo, cuenta con más de cien distribuidores autorizados, y Claire Choisne es la directora creativa desde el año 2011.

El modelo Quatre white edition large se presenta en oro amarillo, oro blanco, oro rosa y cerámica. Es un símbolo del buen hacer de la Maison, que esculpe una innovadora pieza para adornar, una joya diferente, actual y despreocupada.

boucheron quatreEl anillo Quatre black large es un homenaje a los materiales preciosos típicos y diferenciadores de la arquitectura parisina. Una joya sublime por su combinación extraordinaria en PVD negro, oro blanco y diamantes pavés.

Boucheron QuatrePara remarcar la relevancia de esta firma hay que mencionar que Boucheron creó un sistema de clasificación para determinar el valor de un diamante. El método de valoración se registró con el nombre de BIRD (Boucheron International Rating of Diamonds) y se basaba en la evaluación de la calidad del diamante atendiendo a 2 criterios: el grado de claridad y el color de la piedra preciosa. Estas 2 valoraciones situaban a la pieza entre 90/100 a 99/100 de calidad. Una puntuación de 100/100 indicaría el más alto punto de perfección, según el criterio Boucheron.

Más información.

 

El reloj Cartier

El reloj de pulsera es la tercera evolución de los primeros relojes. Al principio solo había relojes estáticos. A mediados del siglo XV se inventó en Francia el muelle de tracción que permitió sustituir el péndulo por la transmisión y el volante, como elemento para marcar el ritmo. Esto posibilitó la reducción del tamaño de los relojes y la aparición del reloj de bolsillo. Posteriormente, Abraham Louis Breguet construyó el primer reloj de pulsera en 1812 para Caroline, reina de Nápoles y hermana menor de Napoleón. Por esta época, las damas comenzaron a poner de moda, unos pequeños relojes de bolsillo llevados en la muñeca. Esta moda por el momento se limitaba a las mujeres, ya que los hombres seguían llevando sus relojes de bolsillo colgando de una fina cadena al estilo tradicional, pero no resultaba muy práctico, sobre todo en determinados contextos. Aun así, los relojes de bolsillo seguían predominando.

La casa Cartier fue fundada en 1847 por Louis François Cartier en París. Su hijo Alfred Cartier comenzó a administrar la compañía en 1874, pero los tres hijos de este, Louis, Pierre y Jacques, fueron los responsables del prestigio de la marca en todo el mundo. Louis fue el principal artífice. Se mudó a la Rue de la Paix en 1899. A él se atribuyen los diseños más relevantes, como el Mistery clock, un reloj con una esfera transparente, que debe su nombre a su mecanismo escondido. Asimismo, Louis Cartier fue el artífice de elegantes relojes de pulsera y exóticos diseños Art decó.

reloj cartier trinity Bailin Joyero

A comienzos del siglo XX, los pilotos de avión, por el escaso espacio de sus cabinas, tenían nuevas necesidades. El aviador Alberto Santos-Dumont solicitó a Louis Cartier un reloj para llevar en la muñeca. Y surgió el Cartier Santos que fue uno de los primeros modelos de reloj pulsera para hombre.

En 1907, la casa firma un contrato con Edmond Jaeger pues Cartier era proveedor exclusivo de los movimientos de los relojes Cartier. Esta casa tiene ya sucursales en las capitales importantes del mundo y está siendo una empresa de enorme éxito. Surgen los modelos Baignoire y Tortue en 1912. El Cartier Tank (tanque), diseñado por Louis Cartier, se basó en el tanque Renault utilizado en la guerra mundial. Todos estos modelos perduran actualmente.

Reloj Cartier Tank Bailin JoyeroEn la actualidad los relojes Cartier son un sello de distinción que combinan moda, elegancia, tradición y modernidad. Son símbolo de practicidad y sofisticación. Grandes personalidades del mundo contemporáneo han apostado por esta marca: los Rothschild, la aristocracia londinense, magnates de la industria y las finanzas los Kennedy y famosos del Séptimo Arte como Fred Astaire, Jean Harlow, Gary Cooper, Brigitte Bardot, Stewart Granger, Alain Delon, Clark Gable, Ingrid Bergman o Yves Montand.

reloj cartier Trinity Bailin JoyeroEl reloj Panthère de Cartier representa la autenticidad, la exquisitez y el glamour de una casa dedicada al lujo en joyería y relojería. Sus proporciones son idóneas. Engloba todas las señas de identidad de la marca: brazalete de eslabones muy flexibles envolviendo la muñeca, tornillos en la esfera enmarcando el estilo de la pieza, formas suaves, una reconocida corona de cuerda ortogonal de zafiro y números romanos.

Reloj Cartier Panthere Bailin Joyero

En la actualidad se he relanzado este clásico de la Maison. La apariencia del reloj es contemporánea y al mismo tiempo guarda la exuberancia decadente de su época. Mantiene un gusto impecable y un aire triunfal. El diseño y la sensualidad de su brazalete captan la atención. Vanguardista y tradicional, es acorde con nuestros días, un icono de la moda que permanece con el paso del tiempo.

Más información.

 

La Colección Cellini de Rolex

Benvenuto Cellini, escultor de papas y reyes en el Renacimiento, fascinó a sus contemporáneos por su habilidad técnica y por su refinada estética. En homenaje a este artista, Rolex creó una colección de relojes que lleva su nombre.

Los modelos Cellini son auténticas joyas en oro de 18 quilates exclusivamente. En ciertos modelos la superficie de la caja está pulida dejando al oro todo su esplendor. Las líneas son suavemente curvadas resaltando así los reflejos cambiantes del oro. Otras cajas están labradas minuciosamente con diferentes grabados de una extraordinaria delicadeza. Una observación con lupa nos revela la precisión de este trabajo que aporta al reloj una riqueza que caracteriza a las obras de buen gusto. Los relojes Cellini sorprenden por la variedad de su colección, incluyendo relojes de bolsillo. Todos los modelos están realizados con la nobleza del oro amarillo, blanco o rosado, adornados con brillantes o sin ellos y el brazalete de oro o de piel.

rolex cellini bailin joyero

Las piezas de la Colección Cellini de cuerda manual están protegidas contra golpes y disponen de una autonomía de marcha de 48 horas. La maquinaria es precisa y fiable, fabricada de manera esmerada, con la garantía Rolex. Al llevar engarzado un cristal zafiro inalterable, un Cellini está creado para durar toda una vida. Es una pieza de alto nivel, digna de la gran tradición relojera de Rolex.

Cellini es una colección de Rolex que representa la fusión del clasicismo y de la elegancia del reloj tradicional con un estilo moderno y práctico que cubre las necesidades de la vida actual. Combina sobriedad y el refinamiento, funcionalidad y belleza en el diseño, junto a la perfección en esta marca de elevadas prestaciones, signo de excelencia y singularidad.

Personalidades y Rolex Cellini

El expresidente favorito de Estados Unidos volvió a ser el centro de atención en los Invictus Games de Toronto en 2017. Barak Obama apareció en este evento junto al príncipe Harry, creador de esta competición multideportiva destinada a veteranos de cuerpos militares heridos en servicio. Obama llevaba en su muñeca un modelo de la casa Rolex, aunque su elección fue diferente a lo habitual en presidentes anteriores. Barak Obama fue visto con un Rolex Cellini Time, una imagen que rompe los esquemas que hasta ahora teníamos de él. La elegancia eterna y un toque contemporáneo componen una imagen clásica, atemporal, sofisticada con líneas simples y refinadas. El elegante diseño Cellini se ha diferenciado claramente de la deportividad de los Oyster. Rolex ha sido símbolo de poder y distinción. Sus modelos más reconocidos, como el Day-Date o Datejust, son conocidos por el público general debido a que varios mandatarios de diferentes lugares del mundo los han llevado. Entre ellos cabe recordar a Fidel Castro y el Che Guevara.

Benvenuto Cellini

Pero… ¿quién era Benvenuto Cellini? Fue un escultor, orfebre y escritor italiano. Se convirtió en uno de los orfebres más importantes del Renacimiento italiano y realizó monedas labradas, joyas, floreros y adornos exquisitos. Su autobiografía es un valioso testimonio de la época, aunque no carece de ingredientes fantasiosos. Si su reputación se debe en parte al celo que mostró para difundir su propia fama, se debe mucho más todavía a su extraordinaria habilidad técnica. Perfeccionó los procedimientos para el cincelado de los metales, para la fundición y para el engaste de las piedras preciosas. Durante toda su vida, Benvenuto Cellini se consagró al arte de la joyería con una pasión prodigiosa. Engastes de dijes, obras de filigrana, joyas preciosas, cinceladuras en oro fino, las explotó con un talento y una precisión que, muy pronto, le valieron una reputación extraordinaria. Este hombre extraño sigue siendo uno de los personajes más significativos del Renacimiento.

Benvenuto Cellini nació en Florencia en el año 1500. Tres de los más grandes artistas de todos los tiempos vivían entonces en Italia: Leonardo da Vinci, Miguel Angel y Rafael. En esa época eternamente gloriosa para las artes, empieza Cellini su agitada carrera de orfebre, de escultor y de orífice. Es arrogante, caprichoso, violento, independiente. Un duelo le obliga a marcharse de Florencia para fijar su residencia en Roma. Allí obtiene los favores del papa Clemente VII, para quien cincela un botón para capa de ceremonia, que representa al Padre Eterno rodeado de ángeles sentado en un trono formado por un diamante enorme. Durante el sitio de Roma, organizado por el condestable de Borbón, Cellini se retira al castillo de San Angel, se aficiona al oficio de las armas, y adquiere el grado de capitán. Vuelve a Florencia, escapa a la peste y regresa a Roma. Las aventuras más inauditas caracterizan esta etapa de su vida. Injustamente acusado de robo, es encarcelado. La protección de Francisco I y del cardenal de Ferrara le sacan de la prisión, Invitado por el rey en 1540, se traslada a París, donde pasa cinco años colmado de favores. A pesar de que únicamente había producido trabajos de orfebrería no teme emprender obras de escultura monumental. Pero una rivalidad le opone a otro artista italiano, el Primaticio, a quien protege la poderosa Madame d’Estampes. Cellini debe partir de nuevo a Italia. De nuevo en Florencia, obtiene el apoyo del duque Cosme de Médicis para quien ejecuta, entre otras, la famosa estatua de bronce de Perseo. Esta obra es considerada una de los mejores ejemplos de la escultura manierista italiana y fue encargada por Cósimo I de Médicis en conmemoración de su toma de posesión como Duce de la ciudad de Florencia.

Más información: (1) (2) (3)

TAG Heuer Targa Florio

LA CARRERA TARGA FLORIO

La Targa Florio es una carrera de resistencia que fue celebrada por primera vez en las montañas del sur de Italia en 1906. Creada por el adinerado y entusiasta Vicenzo Florio, la Targa (significa «placa» en italiano) fue la carrera de coches más prestigiosa del mundo en sus primeros años, precediendo al Campeonato mundial de Fórmula 1 durante casi 50 años. La carrera transcurría por un recorrido que variaba en tamaño, pero normalmente tenía más de 70 kilómetros y su camino serpenteaba los pueblos de Palermo. Los ganadores fueron Stirling Moss, Nuvolari y en 1970 Jo Stiffert, patrocinado por Heuer. Irónicamente, mientras TAG Heuer promocionó la Targa Florio con la imagen de Juan Manuel Fangio, él nunca ganaría la carrera, acabando segundo para su compañero de equipo en 1955.

Al final, los coches se salían del circuito y los problemas de seguridad llevaron a la carrera a perder su estatus de carrea deportiva del Campeonato Mundial en 1973 y se produjo su cancelación en 1977.

LOS ALBORES DEL MODELO TAG HEUER TARGA FLORIO

Al principio de los años 2000, la marca Tag Heuer realizó re-ediciones de los 3 modelos clásicos (Monaco, Carrera, Autavia) Fue un tiempo de renacimiento para los amantes de las series de re-edición de Tag Heuer, en el que esta casa suiza sacó al mercado una línea constante de relojes cuya apariencia provenía del catálogo antiguo.

El Tag Heuer Targa Florio fue lanzado en 2001 y se comercializó en honor a la famosa carrera italiana, a pesar de que, en realidad, la casa obtuvo su inspiración para este modelo de cronómetros para pilotos de los años 30.

El reloj más destacado de estas 3 re-ediciones de clásicos fue el Tag Heuer Mónaco en azul, al estilo Steve McQueen. Hasta ese momento el modelo Mónaco que había estado disponible desde finales de los años 90 solo se había comercializado en negro y plata. Junto al nuevo Mónaco azul estuvo la versión calibre 36 de los modelos Monza y Targa Florio de esta prestigiosa marca.

La prensa describió el Targa Florio de la siguiente manera:

«Como un absoluto renacer del reloj del campeón de Fórmula 1, Juan Manuel Fangio, la nueva generación Targa Florio es fiel a su predecesor en esta actual presentación. Es limpio, con esfera negra, minuteros y segundero hechos para una sutil y llamativa pieza. El cronógrafo Targa Florio está disponible en correa de piel negra o marrón para una imagen deportiva o en correa de cocodrilo para una apariencia sofisticada y elegante.»

TARGA FLORIO RE-EDICIÓN

El primer Targa Florio (ref. CX2110) tenía un movimiento de calibre 17 y cristal de plexiglás. Más tarde se reemplazó el plexiglás por cristal zafiro, como también se haría en la edición limitada 1957. El modelo estándar con el cristal zafiro tiene la referencia CX2112.

Aproximadamente en 2003, Tag Heuer fabricó una edición limitada de un modelo especial denominado Targa Florio Juan Manuel Fangio. Se fabricaron solo 1957 ejemplares en honor al año en que Fangio ganó el último de sus cinco campeonatos de Fórmula 1, conduciendo en esa ocasión para Maserati.

El reloj 1957 (ref. CX2113) es el mismo que el estándar con referencia CX2110, pero se diferencia en las siguientes características: cristal de zafiro, la firma de Fangio bajo el logo Tag Heuer de la esfera y número de cada reloj grabado en la parte trasera de la caja.

El Targa Florio estándar desapareció del catálogo sobre 2005. Fue un reloj exclusivo muy bien hecho, que es diferente de ningún otro reloj ofrecido por TAG Heuer entonces o ahora. Ambas, la versión estándar del reloj y el modelo especial 1957 de edición limitada son piezas muy especiales y menos conocidas, lo que las hace atractivas para los coleccionistas de relojería.

TARGA FLORIO ESPECIAL ARGENTINA

No hay que confundir esa edición limitada de 1957 relojes con otra segunda edición limitada de Juan Manuel Fangio. Esta vez fueron solo 200 relojes disponibles, tan solo en Argentina (ref. CX2111).

Tal vez de forma confusa, esta edición Fangio no tuvo la firma del corredor en la esfera; por eso es básicamente idéntica al original CX2110. Vino con una caja especialmente grabada en la parte de atrás y un libro especial de homenaje. Su precio es muy elevado, en torno a 19000 euros.

Más información.